Colchoneria

Los No Tejidos se utilizan en los colchones como relleno, como recubrimiento para los muelles (ensacado) y como sustrato para la fijación del punto de costura.

Sus buenas cualidades antimicrobianas y antiácaros ayudan a mejorar la calidad del sueño y a hacerlo más saludable para los usuarios. Su porosidad permite la transpiración, evitando la retención de humedad corporal y sus propiedades térmicas mejoran el control de la temperatura.

Por último, su alta resistencia a la abrasión lo mantiene en perfectas condiciones a lo largo de la vida útil del colchón.