Automoción

Los No Tejidos están presentes en más de cuarenta componentes del automóvil y su uso ha ido aumentando en este sector por las ventajas que ofrece respecto a calidad, comodidad, seguridad y estética final del vehículo. Se emplean en el interior y el respaldo de los asientos como refuerzo y en varias zonas como revestimiento para aislamiento térmico y acústico, consiguiendo así una conducción más segura y más cómoda. Por su porosidad, también se emplea como filtro de aire.

 El bajo peso del No Tejido contribuye a crear un vehículo más ligero, aumentando la eficiencia del combustible.