Tapicería

Los No Tejidos se emplean en tapicería para el recubrimiento de fondos y como relleno en el brazo y el asiento del sofá.

En la parte baja del sofá, el No Tejido se emplea como sustituto de la tradicional tela exterior, más costosa y que se emplea para aumentar el confort y evitar la entrada de insectos y la formación de hongos y moho.

Utilizado como relleno, proporciona apoyo a la espuma u otros materiales de amortiguación que cubren el marco de madera y, asimismo, contribuye al aumento de la longevidad de la tapicería.